Ser parte permanente de la comunidad